EL TRIÁNGULO FINANCIERO

Contact Us

EL TRIÁNGULO FINANCIERO

Por: Unidad de Investigaciones Inteligencia Económica

En un artículo anterior analizamos la relación entre la crisis financiera-económica y los divorcios. Analizamos como la compleja situación financiera que atraviesa Puerto Rico, crea un ambiente de tensión que afecta los matrimonios, y por ende aumenta los divorcios. Analizamos también como la crisis desalienta que las parejas decidan casarse.

En este artículo explicamos el “Triángulo Financiero”, una herramienta de planificación muy efectiva para hacer un plan a largo plazo. Este concepto provee los parámetros básicos para cualquier ejercicio de organizar las finanzas de un hogar y atiende los retos principales que enfrenta cualquier persona al momento de hacer un Plan Financiero.

Vivir mucho

El primer reto que enfrentan las personas es que se exponen a vivir mucho. Los adelantos en la medicina han provocado que la expectativa de vida del puertorriqueño promedio haya aumentado dramáticamente. En la actualidad, las personas pueden vivir hasta los 80 años los hombres, 83 años, las mujeres.

Este aumento en la longevidad implica un enorme desafío, pues las personas tendrán ajustar sus finanzas y prepararse para enfrentar los retos de vivir más tiempo en un ambiente de menos empleos, salarios menguantes, bajos rendimientos, un alto costo de vida, altos impuestos, sistemas de pensiones en crisis, y aumento en los costos de la medicina, entre otros.

Las personas tienen que comenzar a ahorrar y planificar sus finanzas desde temprano edad, adoptando prácticas efectivas para ahorrar, invertir en activos que acumulen valor a largo plazo, y prepararse para un retiro que no depende ni de los patronos y mucho menos del gobierno.

Un buen plan financiero a largo plazo debe tener la combinación de diversos componentes, desde fondos mutuos, bonos, acciones y anualidades.

La incapacidad

La posibilidad de que una persona pueda quedar inhabilitada para producir ingresos es altamente probable. Un accidente o una enfermedad terminal, pudiera afectar la capacidad de generar ingresos e interrumpir la actividad productiva, afectando así el proceso de una planificación financiera a largo plazo. Para hacer frente a este escenario, se recomienda un seguro privado de incapacidad, ya que este se activaría para proveer parte de los ingresos en el caso de que sea necesario debido a un accidente.

Muerte

La muerte es parte del proceso de la vida, y es inevitable. Lo que si se puede planificar es que hacer ante la muerte. Al morir, la aspiración de cualquier persona es dejar a nuestros hijos o familia más cercana, en una buena posición financiera. La muerte del principal proveedor de ingresos en un hogar representa un reto enorme para mantener la estabilidad del hogar.

Dentro de una planificación financiera, el seguro de vida cubre ese riesgo, ya que proveería ingresos a la familia para que ante la ausencia del principal proveedor o de uno de los proveedores, no se genere una inestabilidad que afecte el bienestar de los que quedan vivos.

Share this post?

gecorrea

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *